Terror en D.F. - Multas Fantasma

Desde el pasado 1 de Marzo, entro en vigor la aplicación de la reglamentación donde si se adeudan infracciones de tránsito, no será posible la verificación vehicular. 

Desde el inicio esto causa escozor al darnos cuenta que cada dependencia del GDF toma facultades que no le corresponden. Ahora resulta que la Secretaría del Medio Ambiente (encargada de los verificentros) ahora funge como verdugo, tanto para la Secretaría de Finanzas, como para la Secretaría de Seguridad Pública; la Secretaría de Finanzas como inquisidor de la SSP y finalmente la SSP como mago, apareciendo multas, como si fueran conejos del sombrero.

Precisamente al finalizar el mes de Marzo, la aplicación de esta nueva modalidad dio muestras de la falta de planeación, estrategia y respeto por el ciudadano. Resulta que si uno pagaba las infracciones de tránsito a través del portal de su banco (Como tanto hace alarde BANXICO: los pagos llegan en minutos) el banco entregaba un certificado digital expedido por la Secretaría de Finanzas, éste no tenía o tiene validez alguna ni para la misma secretaría misma, ni para las otras dependencias, porque el pago "No Aparece" -según palabras tanto del personal de la tesorería como de los verificentros- lo que causó que muchísimas personas no pudieran verificar sus vehículos en los 2 o 3 últimos días (a pesar de tener derecho a ello), porque "El pago tardar en reflejarse hasta 72 horas", argumento que decían los funcionarios y personal del verificentro a todos los usuarios que son sus pagos en mano con todo y certificado digital, sello de caja o cualquier medio que garantizara la veracidad del mismo. Lo único que ganaron los usuarios con esto, fue hacerse acreedores a una multa adicional por verificación extemporánea y no porque no hayan llevado sus automóviles al lugar indicado, sino porque la falta de seriedad en la implementación de nuevas disposiciones, siempre afectan al usuario, al ciudadano, al que está indefenso contra la autoridad.

Ya en sí parece una tragedia, pero no termina ahí, muchas de las multas que los automovilistas tenían pendiente de pago, jamás fueron notificadas, solo aparecían en la página de la SSP indicando la fecha, hora y el motivo de la infracción, sin incluir todos los datos que el Reglamento de Transito Metropolitano establece para la validez de una multa, simplemente faltaban Nombre del Oficial y Lugar de la Multa y en la mayoría de los casos, las infracciones eran por exceso de velocidad, que al respecto el reglamento de tránsito indica que debe estar acompañado de la fotografía de la placa trasera del automóvil indicando la velocidad a la que fue detectado por el radar. Algunas de las personas que sufrieron de este viacrucis, aseguraban que su auto tenía meses guardado y que aun así le aparecían multas por exceso de velocidad. 

Lo peor del caso es que esto no es algo que solo sucediera el mes pasado, sigue ocurriendo, aparecen multas de la nada; la semana pasada revisé mis infracciones y tenía una de Agosto de  2010, hoy reviso nuevamente y resulta que tengo también otra multa de Junio del 2010! ¿Entre más tiempo pase, seguirán apareciendo multas por generación espontánea?

A las autoridades: 

Sabemos que la ciudad necesita recursos para poder mantenerse, pero ¿no creen que ya es suficiente todo lo que se paga por los pésimos servicios con los que contamos? 
¿O van a argumentar que aun se necesitan recursos para la construcción de la línea 12 del metro cuando se supone que por eso se mantiene la tenencia?
¿O acaso será que se requieren fondos para las campañas del 2012?

A los ciudadanos:

Revisen sus infracciones, antes de que sea demasiado tarde y se encuentren en la penosa necesidad de tener que pagarlas por ya no tener más tiempo para verificar o para hacer algún reclamo ante la autoridad.

Si están sufriendo una situación similar, revisen el siguiente documento, donde están los lugares a donde podrán remitir su queja.



Entre más personas nos quejemos de los abusos,  tendremos más oportunidad de que nos hagan caso.

1 comentario:

Felipe dijo...

Con toda razón los presuntos infractores ciudadanos consideran que son sometidos injustamente a un juicio, juzgados y sentenciados sin ser escuchados, siendo solamente notificados del fallo, por correo certificado, del que el receptor recibe la notificación “sin saber qué es lo que es” hasta que se abre el sobre. Esta es una forma de engaño y modo se afianzar al infractor como quién dice: Usted aceptó la infracción al aceptar el sobre"

Publicar un comentario en la entrada